Poesía | Suplemento Cultural | Secretaría de Extensión Universitaria y Cultura | UNER
PortadaEditorialVideotecaAudiotecaLiteraturaCorosPEDEAEContacto

Poesía

Orlando Van Bredam

Asamblea

Aprobé con mi pueblo y con los pájaros
un fundamento para la poesía.
sesioné con ellos hondamente
y congregué sus penas más descalzas,
sus bocas insaciadas,
sus temores
y sus pequeños vuelos de rutina.

Acordamos que no hay ideologías
donde el delito planta sus banderas
y que el cielo de las aves se ha vuelto irrespirable.

Fundamentamos, al fin, que la justicia
Es un hermético poema surrealista
Y que la paz murió con la paloma
Y que el dolor más grave es el bolsillo.

Consignamos, al cabo, que el poema
es una ancha estación contaminada
por el puro ejercicio que vivimos
y que somos operarios de la Historia
y que la Historia se escribe sin nosotros.

Algún inciso habla de la muerte
(de las distintas muertes que callamos)
y del resentimiento que dispara
y del plumaje oculto en una jaula.

Aceptamos, al fin, que la belleza
es el candor ingenuo de la vida
que se repite irremediablemente.

Nació en Villa San Marcial (Entre Ríos) en 1952. Reside en El Colorado (Formosa). Docente, poeta, dramaturgo, escritor. Ha publicado entre otros: La hoguera inefable (Poesia, 1979); Los cielos diferentes (Premio Fray Mocho, Poesía, 1983); La vida te cambia los planes (Minificciones, 1994); Las armas que carga el diablo (Minificciones, 1994, seleccionado por Fundación Antorchas); entre otros.
Entre las distinciones obtenidas se puede mencionar: Primer Premio Nacional de Poesía Centenario de José Pedroni (Esperanza, 1999)
Premio Nacional de Cuentos Centenario de Leonardo Castellani (Reconquista, 1999)
Premio Emecé de Novela (2007)